Para que se entienda mejor el título de esta entrada, sería prudente que comenzara con una aclaración. Quienes no tengan aún mucha experiencia en el submundo de los modernos juegos de tablero, posiblemente no sepan que existen dos grandes vertientes o tendencias dentro de él: El estilo “americano” (a veces displicentemente denominado “ameritrash”) y el estilo “europeo”, o simplemente “euro”. Luego, y si bien en la práctica la mayoría de los juegos que se lanzan al mercado mezclan elementos de uno u otro estilo y son, por tanto, difíciles de clasificar con claridad, muchos otros –como el que ahora nos ocupa– pertenecen claramente a uno de estos conjuntos.

Probablemente se podría escribir un tratado acerca de cual es la naturaleza última de cada uno de estos dos estilos, pero para los efectos de este review, me limitaré a delinear algunas características distintivas que permitan identificarlos grosso modo.

Los juegos del estilo “americano” suelen estar orientados al combate entre los jugadores y regularmente incluyen miniaturas más o menos elaboradas e ilustraciones de gran complejidad y detalle tanto en tableros como en cartas.  El azar suele ser un elemento relevante en ellos y, por lo mismo, es frecuente el uso de dados. Las temáticas suelen tender a la fantasía y la ciencia ficción.

En el estilo “euro”, en cambio, el combate directo entre jugadores es prácticamente inexistente y las formas de agresión son más bien indirectas. El azar, si es que está presente, no suele tener mucha importancia y es raro el uso de dados. Tienden a ser más estratégicos, centrados en el desarrollo económico, se suele ganar por acumulación de puntos de victoria y las temáticas se inclinan hacia lo histórico.

Hecha esta aclaración, entremos a lo que nos interesa. Terra Mystica es un claro exponente del estilo euro. Uno más bien pesado. Por lo mismo, comenzaré por decir que si lo que usted busca es una liviana tarde de diversión con sus amigos, en la que el juego de turno será un acompañamiento para “pasar el rato” entre risas y comida, este NO es su juego.

Terra Mystica es un juego para 2 a 5 jugadores, en el que cada jugador representará a una raza o facción que trata de prosperar y expandirse por la tierra mágica que inspira el nombre del juego, mediante la construcción y conexión de estructuras. Cada raza debe preocuparse, además, de avanzar en el desarrollo de los distintos cultos religiosos que existen en el juego (tierra, aire, fuego y agua).

2016-05-23 15.12.32
El tablero que representa la “Terra Mystica” que da nombre al juego.

El juego se desarrolla en 6 rondas, al cabo de las cuales gana el jugador que haya obtenido la mayor cantidad de puntos de victoria. Si bien existen diversas formas de obtener estos puntos, los dos bonificadores más importantes son la construcción del mayor conjunto de estructuras interconectadas entre sí y el mayor grado de avance en las distintas escalas de culto religioso. Además, cada una de las 14 razas que existen en el juego tiene ciertas habilidades que le son únicas y que no sólo la distinguen de las demás sino que, además, le ayudan de distintas formas a desarrollar alguno de esos caminos a la victoria.

2016-05-23 15.10.25
El tablero de jugador para la raza de las “Brujas”, con sus componentes en posición inicial.

El combate entre las facciones no existe, pero ello no significa que no exista interacción entre los jugadores, o que esta no sea relevante. Diversos factores determinan que la cercanía de las facciones en el tablero sea beneficiosa o perniciosa dependiendo de las circunstancias: La proximidad con otras razas otorga más poder pero, al mismo tiempo, limita las posibilidades de expansión.

La temática, por otro lado (una tierra de fantasía poblada por razas de seres mágicos), está lo que se diría un poco “pegada encima”, con la honrosa salvedad de las habilidades especiales de cada raza, las que sí encuadran muy bien con las características de los seres mágicos a los que representan (las Sirenas, por ejemplo, se expanden con facilidad a través de río, mientras que los Nómades crean tormentas de arena que convierten en desierto a los territorios colindantes).

2016-05-23 15.07.09
Algunos tableros de jugador.

Los componentes del juego son de primera calidad: muchas piezas de madera en lugar de componentes plásticos, tableros con bellas ilustraciones a todo color y algunos componentes de cartón que también son de excelente factura. Lo mismo se puede decir del reglamento, que consigue bien el fin de explicar un juego complejo y con muchos componentes, a través de diagramas claros y un ordenamiento lógico comprensible.

Sin duda, Terra Mystica no es un juego para todos (y ciertamente no es para niños). Las partidas son bastante largas, el azar prácticamente no existe y la victoria se alcanza a través de la elaboración y ejecución de un plan de largo plazo que se pone en movimiento desde las primeras rondas del juego; es decir, lo que en Chile llamaríamos un juego “cabezón”. Sin embargo, si lo que Ud. busca es precisamente un juego cabezón, este debe ser uno de los mejores que existen.

Personalmente –y aquí termino de explicar el título de mi review– este es el juego que me convirtió en un amante del estilo “euro” y que no sólo forma parte de mi colección personal, sino que, además, se convirtió en un referente para los juegos que se añadieron sucesivamente a ella. En resumen, una gran joya del eurogaming.

11088336_10204897414369741_791699363496656374_n
Una partida en pleno desarrollo.