Finalmente ha llegado el momento y la oportunidad para mí de hablar de Alchemists. No sólo porque es uno de mis juegos favoritos; sino que además da mucho de qué hablar. Está en el lado más pesado del espectro jueguístico, diseñado por un eslovaco y publicado por Czech Games Edition (CGE. No confundir con la Compañía General de Electricidad), y lo más interesante/polémico de todo: usa una app de celular.

En Alchemists cada jugador representa a un alquimista que compite con los demás por ser el más influyente de la comunidad científica. La forma más importante de obtener reputación es la publicación de teorías sobre qué componente alquímico le corresponde a cada uno de los ocho ingredientes: sapo, raíz, escorpión, etc. Para ello los jugadores deben experimentar mezclando pares de ingredientes y obteniendo distintas pociones. Fue diseñado por el novato Matúš Kotry y publicado por CGE el año 2015, permite 2-4 jugadores y tiene una duración estimada de 120 minutos.

La Escuela Checa de los Juegos de Mesa

Antes de entrar en el detalle de cómo se juega Alchemists, quiero explicar algo que me gusta llamar – y que con toda probabilidad se lo escuché a alguien antes – la “Escuela Checa” de los juegos de mesa modernos. Su historia es la historia de Czech Games Edition y del gran genio Vlaada Chvátil. Corría el año 2006 cuando la pequeña agrupación llamada Czech Board Games preparó una edición limitada del juego Through The Ages para presentarla en Essen Spiel, la mayor feria anual de juegos de mesa del mundo. Durante este proceso se dieron cuenta de los problemas de sacar ediciones limitadas y decidieron crear su propia editorial. Al año siguiente, CGE debutó en Essen Spiel 2007 con Galaxy Trucker de Vlaada Chvátil y League of Six de Vladimir Suchý. Desde ese entonces han publicado más de 20 juegos y expansiones de gran calidad y fama mundial.

Tuve el descaro de ponerle “Escuela Checa” – tomando un concepto artístico o intelectual – porque hay un par de características que son propias de los juegos diseñados y publicados en la ex Checoslovaquia. Para empezar, la mayoría de los juegos de CGE son más complejos que el promedio y llegan a la marca de las dos horas de duración. La excepción más notable es Codenames, un party game nominado al Spiel des Jahres 2016. Por otro lado, todos los aspectos del diseño están bien cuidados. Son juegos en donde las mecánicas son innovadoras y están al servicio del tema del juego, los componentes son de calidad y el artwork también es bonito y bien hecho. Finalmente, algo que me llama mucho la atención es el estilo que usan para escribir las reglas del juego.

Como una vez dije en otra entrada (link), para algunas personas leer las reglas de un juego resulta ser un cacho. Y ese efecto se multiplica si además el juego es complejo. Pero las reglas de los juegos de la “Escuela Checa” no sólo son muy claras, ordenadas y llenas de ejemplos, sino que además están escritas de forma relajada y humorística, lo que hace la lectura más amena. Unos ejemplos del reglamento de Alchemists:

“Para encontrar el ingrediente que deseas a veces tendrás que pasar algo de tiempo en el bosque. Asegúrate de llevar contigo un bastón para ahuyentar a los lobos, a los osos y a los alquimistas rivales.”

 “Un estudiante es capaz de beberse cualquier cosa por amor a la ciencia. Hasta que enferma. Luego estará dispuesto a beberse cualquier cosa por amor a la ciencia y por 1 moneda de oro.”

 “¡Ahora págale al editor! Tienes que pagar 1 moneda al banco. ¿Qué? ¿Pensabas que el editor te pagaría a ti? No, amigo mío; el mundo académico no funciona así…”

Con estas características tan buenas, simpáticas y llamativas de los juegos de origen checo y eslovaco, me pregunto si algún día será reconocida en el mundo una “Escuela Chilena” de juegos de mesa. Los diseñadores nacionales tienen un gran desafío por delante.

Cómo Ser un Gran Alquimista y No Quemarse Intentando

Como he dicho varias veces en lo que va de entrada, Alchemists es un juego más complejo que el promedio. El juego tiene deducción, un poco de selección de acciones, bluff, apuestas, recursos, cartas con habilidades, manejo de dinero… y química. Me gusta decir que en realidad son dos reglamentos: las reglas de la alquimia por un lado y las reglas del juego por otro. Es sumamente importante entender las reglas de la alquimia antes que el resto, así que partiré por ahí.

En el juego existen ocho componentes alquímicos. Cada uno de ellos consiste en 3 círculos de colores rojo, azul y verde. Cada círculo puede ser grande o pequeño y positivo o negativo. Cuando se juntan dos componentes alquímicos se crea una poción. El resultado de la mezcla depende de los componentes alquímicos. Hay que fijarse en los círculos de los componentes. Si para un color dado los círculos de ambos componentes tienen el mismo signo y distinto tamaño, entonces la poción será de ese color y signo.

¿Qué pasa si dos componentes no coinciden en signo para ningún color? Eso significa que ambos componentes se neutralizan y el resultado es una poción neutra; también conocida en el mundo académico como “sopa de sapo”. ¿Qué pasa si los componentes coinciden en más de dos colores? En ese caso para alguno de los colores ambos componentes deben tener el mismo tamaño. Recuerden que para que la poción salga de un color, los círculos deben tener mismo signo y distinto tamaño.

20160710135230
Este es el torpedo que viene en las pantallas del juego. 1) Distintas combinaciones que dan poción azul negativa. 2) Combinación que da poción roja positiva. 3) Combinación que da poción verde positiva. Notar que ambos componentes tienen rojo positivo, pero ambos son grandes. 4) Dos componentes que se neutralizan dan poción neutra.

Esas fueron las clases de Alquimia. Ahora, ¿cómo se juega con esto? En el juego hay ocho ingredientes y cada uno tiene asociado un componente alquímico. ¡Pero no sabemos cuál es cuál! Como buenos científicos, para descubrir los secretos de la alquimia debemos experimentar y registrar nuestros resultados en una matriz y una hoja de resultados que se mantienen en secreto. Los jugadores tienen opciones de acciones y cubitos para seleccionarlas. Puede ir al bosque a buscar ingredientes, vender ingredientes y pociones, comprar artefactos que dan ventajas y puntos de victoria, probar pociones y, lo más importante, publicar o refutar teorías.

20160710135730
Matriz y hoja de resultados. El jugador mezcló sapo y raíz y dio poción roja negativa. Así descubrió que el sapo y la raíz no pueden tener rojo positivo en sus componentes.

Para publicar una teoría, el jugador selecciona un ingrediente, toma un token de componente alquímico y se lo asigna al ingrediente. Finalmente, el jugador le pone a su teoría un sello de excelencia. El juego tiene un giro interesante: premia a los que publican antes y más, aunque no estén seguros de sus teorías. Los sellos de excelencia que cada alquimista posee tienen puntos en su reverso o colores con un signo de interrogación. Si el jugador pone las manos al fuego por su teoría le puede poner un sello con puntos que valdrán al final del juego. Pero si decidió bluffear y publicó algo de lo que no está seguro, puede usar un sello con ? y protegerse en caso de que el signo que asignó a ese color esté incorrecto. Así, si un rival refuta su teoría el jugador no pierde puntos.

20160710140201
El jugador azul publicó una teoría para el sapo. ¿Será correcta?

La App del Juego: ¿Herramienta Útil o Intromisión Tecnológica?

Hasta ahora he omitido un componente importante del juego: la app. Cada vez que uno prueba una mezcla, vende una poción, refuta una teoría o hace la revelación final debe usar la aplicación para celulares de Alchemists. Al principio de la partida la aplicación crea una partida, asignando de forma aleatoria e invisible los componentes alquímicos a cada ingrediente. Luego, cuando se quiere probar alguna mezcla o vender una poción la app usa la cámara del celular para captar los ingredientes que el jugador utilizará. Así la aplicación entrega el resultado de la mezcla de forma automática. Al finalizar el juego se debe seleccionar la opción de mostrar resultados para poder comprobar las teorías publicadas por los jugadores.

Screenshot_2016-07-10-13-02-53
Pantallazo de la app de Alchemists. El código de arriba permite que otros jugadores usen sus propios celulares para jugar la misma partida.

Cuando Alchemists fue publicado mucha gente consideró que la app era algo negativo. Sus argumentos fueron que la app no estará disponible para siempre y que en 20, 50 o 100 años ya no será posible jugar el juego. Algunos fueron más dramáticos y dijeron que si se desata el apocalipsis zombie o si se agotan las fuentes de energía el juego queda obsoleto. Otros consideran que los juegos de mesa son un escape de la tecnología, una forma análoga de divertirse. Forzar a utilizar el celular para jugar Alchemists impide esta desconexión e incluso podría tentar a los jugadores a distraerse con sus celulares en vez de jugar el juego con total atención.

Mi opinión es que no jugar a este juego por esas aprehensiones es un error. Para empezar, sí es posible jugar Alchemists sin el celular. Está la opción de que una persona haga lo que haría la app usando un pequeño tablero para ver los resultados de las mezclas de forma manual. Demás está decir que la opción es pésima, porque obliga a que una persona no juegue el juego; pero existe. La app lo hace todo más fácil y permite que todos puedan jugar. Ya en el caso del apocalipsis zombie habrá que jugarlo de forma manual u optar por otros juegos. Sobre el otro punto, los jugadores no tendrían por qué distraerse con sus celulares a menos que uno esté jugando con niños de cuatro años o con gente con severos problemas de concentración. Sin embargo, y dado que la app no usa internet, se puede dejar el celular en modo avión y así evitar llamadas y notificaciones distractoras. Por último, para los puristas de lo análogo y que no quieren nada tecnológico en su mesa he de decir que respeto su postura, pero debieran ver a la app como una herramienta que potencia el juego. Hay una diferencia entre un juego de mesa con una app y un videojuego con un tablero. Existen un par de ejemplos de lo segundo, y en lo personal no me interesan. Alchemists definitivamente cae en la primera categoría.

La Frase Elitista del Día: Alchemists no es para Cualquiera

Antes de que la turba iracunda venga a buscarme con antorchas y tridentes les explico la frase: No a todos les va a gustar Alchemists, obviamente. Pero por otro lado cualquiera puede jugar Alchemists y disfrutarlo. Esto lo comprobé hace unos meses durante el evento por el International Tabletop Day que organizó Planeta LoZ en la Biblioteca Municipal de Concepción. Me calzaron pidieron que enseñara a jugar Alchemists a los que se interesaran. Es un juego que tenían en stock pero que es muy largo de explicar y jugar, y por eso nunca habían hecho la demostración antes. Tres jugadores llegaron, tuvieron mucha paciencia mientras explicaba este monstruo y luego jugaron durante alrededor de tres horas. A los tres les gustó e incluso alguien compró el juego después.

13119739_956019934505996_2659048272162091979_o
Ahí estoy yo enseñándole Alchemists a mis tres víctimas en el International Tabletop Day Concepción.

Como dije anteriormente, por supuesto que hay gente a la que no le gustará el juego. Yo creo que la gente a la que no le gusten los juegos largos le va a hacer el quite. En la caja dice dos horas, pero mi experiencia me dice que son al menos dos horas y media. Tampoco le recomiendo Alchemists a los que no les guste quebrarse el cráneo pensando. Hay que pensar, analizar y decidir a cada paso. Da un poco para en Analysis Paralysis, así que a quienes les moleste esperar su turno mientras los demás piensan no les va a agradar. Tener paciencia con los demás es obligatorio en este juego. Finalmente vale la pena advertir que Alchemists no es un juego de deducción como cualquier otro. La deducción está presente, pero no es el objetivo final del juego. En Alchemists no hay que descubrirlo todo, hay que trabajar con la incertidumbre, arriesgarse e incluso mentir. Si alguien quiere jugar un Clue con esteroides, Alchemists no es su juego.

En cuanto a mí, me parece que Alchemists es un juego excelente. Está muy bien diseñado, todas las piezas del juego calzan la una con la otra y tienen sentido temático. El juego es desafiante, exige mucho análisis y da una gran satisfacción descubrir algo antes que los demás. Además es un juego muy bonito y llama mucho la atención con sus pantallas de caldero, el arte de las cartas y los tableros. La recomendación final es que lo prueben. Es largo de aprender y jugar, pero vale la pena el esfuerzo.