Los juegos familiares son una parte importante del boardgaming. Generalmente destacan por su estética, la facilidad de aprenderlos y que duran menos de 60 minutos. Estas características los hacen la opción a elegir para que los padres jueguen con sus hijos o los hermanos ñoños jueguen con sus hermanos más regulares. También son excelentes juegos de entrada para atraer gente nueva al hobby.

Estos juegos pueden ser jugados por cualquiera, no como algunas de las bestias que hemos reseñado aquí. Sería difícil para mí sentar a mis hermanas a la mesa y hacerlas jugar Terra Mystica. De hecho una vez jugamos Alchemists y a la pobre Blanky casi se le funde el cerebro (saludos Blanquita). Pero Takenoko sí es un juego para todo público. A continuación les cuento por qué.

El Panda, Un Regalo Envenenado

Érase una vez en la corte imperial de Japón, el Emperador de China ofreció a su par japonés un panda como símbolo de paz y amistad. Esta exótica criatura lo único que hace todo el día es comer bambú en grandes cantidades. Aquí es donde entra el jardinero, el encargado de hacer crecer el bambú en el jardín imperial. Estas dos fuerzas conflictivas dan forma a Takenoko.

photo614816202282346700
El panda, el jardinero y el dado de clima.

Takenoko es un juego para 2-4 jugadores diseñado por un tal Antoine Bauza, un francés que también ha diseñado otras cositas como 7 Wonders y Ghost Stories. Fue publicado por Matagot y Bombyx en el original francés el año 2011. Es un juego de media duración, con 45 minutos según la caja. En este juego los jugadores buscarán completar objetivos para ganar los omnipresentes Puntos de Victoria. El jugador con más PV al final es el ganador.

Hay tres tipos de objetivo: de loseta, de jardinero y de panda. En los objetivos de loseta se pide hacer cierta configuración con las losetas hexagonales de jardín. En los objetivos de jardinero cierto brote de bambú tiene que crecer sobre alguna loseta determinada. Finalmente, en los objetivos de panda el panda debe comer bambú de los colores que se pide.

photo614816202282346703
Cartas de objetivo de panda, losetas y jardinero.

En su turno, cada jugador puede hacer dos de cinco acciones posibles: mover al panda y que coma una pieza de bambú, mover al jardinero para hacer crecer el bambú, colocar una loseta de jardín, tomar un canal de irrigación y robar un nuevo objetivo. Además, desde la segunda ronda cada jugador lanza el dado de clima, que ofrece beneficios adicionales como una acción extra o hacer crecer bambú. La partida se acaba cuando algún jugador completa un número de objetivos dependiendo del número de jugadores: 9/8/7 objetivos para 2/3/4 jugadores.

La Belleza Zen de Takenoko

Takenoko es de los juegos con mejores componentes que conozco. La ilustración de las losetas, las figuritas de panda y jardinero, los tableros personales y, sobre todo, las piezas de bambú que le dan un aspecto 3D al tablero. Por esto mismo creo que Takenoko es un ejemplo de juego que no necesitaba una versión deluxe. Pero a los genios del marketing les importa un carajo lo que uno piense y sacaron la Collector’s Edition el 2013. Es lo mismo, pero en gigante. Tanto en la versión normal como en la deluxe se nota el esfuerzo por hacer de Takenoko una rica experiencia visual y táctil.

687474703a2f2f63662e6765656b646f2d696d616765732e636f6d2f696d616765732f706963313737303733305f6d642e6a7067
Comparación entre las piezas normales y las de la Collector’s Edition. No lo hicieron porque fuera necesario, lo hicieron porque podían.

Jugar Takenoko es una experiencia relajada. Haces lo tuyo y vas moviendo a los personajes. Sacas cartas de objetivo y haces lo mejor para cumplirlos. Hay interacción porque todo el tablero, con las losetas, el panda, el jardinero, el bambú y el agua son recursos comunes a todos los jugadores. Sin embargo, no hay muchas posibilidades de sabotear o intervenir en las acciones de los demás. Esto principalmente porque los objetivos son secretos y menos evidentes que en otros juegos como Ticket to Ride. El juego es en buena medida aleatorio, con los objetivos que pueden estar encaminados – e incluso cumplidos – cuando uno los roba y el dado de clima y su cara de sol que es mejor que las demás. En un juego familiar y no tan largo esta aleatoriedad es totalmente aceptable, al menos para mí.

pic1950204_md
Partida de Takenoko en desarrollo.

Recomiendo Takenoko para aquellos que quieran jugar con la familia o con amigos más casuales en esto de los juegos. También creo que es una buena adquisición para quienes les hace falta algo más livianito en la colección. No es un juego para demostrar la táctica y la estrategia. Takenoko es lo que es, y es muy bueno en eso.