Recuerdo en mi época de estudiante universitario/jugador de Catan, que empecé a ver qué otros maravillosos juegos de mesa podía incorporar a mi pequeña colección. En ese entonces mi amiga Rocío, que trabajaba en el Zmart de Concepción, me comentó sobre un juego en el catálogo que se veía interesante, y además era chileno: Mi Tierra. Me pareció una buena opción, pero mi pobreza de estudiante me impidió comprarlo. Años después, y con más recursos disponibles, Mi Tierra se perdió en la multitud y nunca llegué a jugarlo. Hoy, después de años de boardgaming y tras varias partidas, al fin me siento capaz de hacerle una reseña a Mi Tierra: Nueva Era, la segunda edición del juego chileno de aquella vez.

Y es aquí donde debo confesar una pérdida de oportunidad importante. Sería sumamente útil que este juego lo reseñara alguien que haya jugado al antiguo Mi Tierra. Así, podríamos tener una comparación de las dos versiones y una mejor visión de qué se mejoró y qué cambio. Lo siento mucho, pero yo no soy esa persona. Nunca jugué la primera versión. Puedo comentar los aspectos estéticos, eso sí. Y sí, esos cambios son muy notorios.

Los Datos

Mi Tierra: Nueva Era es un worker placement para 2 a 6 jugadores, publicado por Aldebaran Games y GDM Games el año 2016 y diseñado por Alberto Abudinen, Diego Benavente y Ketty Galleguillos. Si les suena ese último nombre es porque Ketty es una persona de cierto renombre en el mundo de los juegos de mesa de habla hispana. Con su blog Jugando con Ketty, fue de las pioneras en la generación de contenido lúdico en Latinoamérica. Ketty es especialmente reconocida por sus videotutoriales de una gran cantidad de juegos de mesa.

Como ya comenté anteriormente, Mi Tierra: Nueva Era es una reimplementación de Mi Tierra, publicado el año 2010. Esta nueva edición salió a producción después de una exitosa campaña de Kickstarter, en donde recaudaron casi 46 mil euros. Los valores de producción son ampliamente superiores respecto a la versión antigua. Las figuras de madera son animales y vegetales muy detallados y los trabajadores son huasos con chupalla y todo. Un salto de calidad en comparación con los cubos y peones de la primera edición.

¿Cómo se Trabaja en el Campo Chileno?

Mi Tierra – De aquí en adelante ya no le agregaré el “Nueva Era”. Asuma que me refiero la segunda edición – es un juego de colocación de trabajadores en su estado más puro. El tablero tiene ubicaciones donde se hacen distintas cosas y se obtienen los recursos del juego. Una partida consiste en siete rondas, cada una con tres fases: mantenimiento, colocación de trabajadores y activación de trabajadores. En este juego los jugadores toman turnos para colocar sus trabajadores en los distintos lugares, y luego se ejecutan las acciones en el orden fijado por el tablero. Además, cada jugador cuenta con un tablero personal, donde tiene espacio para plantar semillas, colocar animales de granja o criar y entrenar caballos que participan en el rodeo.

photo4983522112455157785
Vista inicial de Mi Tierra.

Los recursos del juego se clasifican en distintos niveles. Los de nivel 1 son los más básicos: carne, manzanas, uvas, trigo y los animales de granja (vacas, ovejas y gallinas). Los recursos de nivel 2 son los de origen animal y los vegetales procesados: leche, lana, huevos, harina y vino. Finalmente, los bienes de nivel 3 son los productos manufacturados: torta, chaleco, chicha y postre. La idea del juego, y la forma principal de ganar dinero/puntos, es fabricar productos de nivel 3. Por cada uno que se produce, el jugador obtiene el bien y 35 pesos de regalo. Además, al final del juego los jugadores obtienen un bono si forman un conjunto de bienes de nivel 3: el bono es mayor por tener bienes distintos, pero también se premia tener varios de un mismo bien.

Un aspecto importante del juego es la venta de recursos en los mercados. En la parte inferior del tablero hay mercados que muestran la demanda por ciertos bienes y el precio a recibir por unidad. Para optar a esta venta, el jugador debe enviar a uno de sus trabajadores al mercado. Dentro de esta área, está la posibilidad de comprar o vender en el mercado negro. El mercado negro es un mercado fijo con precios de venta más bajos que en los mercados normales. Las ventajas del mercado negro es que siempre hay demanda y que es posible comprar bienes de nivel 1. Es una buena opción para adquirir los productos que uno no genera por sí mismo o algún animal que le haga falta. También hay cuatro “mercados de ciudad” que compran lotes de diversos productos a un precio mucho mejor que el de los mercados normales.

photo4981397782975850446
Zoom al mercado negro. Es una herramienta del juego a la cual se le puede sacar provecho.

Finalmente, una fuente de ingresos que puede ser importante es la participación en el rodeo. Al final de las rondas 2, 5 y 7 ocurre el rodeo. Los jugadores pueden presentar sus caballos al rodeo y ganar premios en efectivo dependiendo del nivel del caballo. Cuando un jugador obtiene un caballo, este ingresa a su granja en nivel 0. Para subir el nivel, el caballo debe tener agua – que se obtiene en un espacio del tablero y también sirve para irrigar las plantaciones –. Si el caballo tiene agua, una vez por ronda se le alimenta con una manzana y sube de nivel. Una opción es darle dos manzanas para subir dos niveles de una sola vez, pero además se pierde el agua en el bebedero del caballo.

Para evitar que un mismo caballo gane todos los rodeos de principio a fin, el caballo ganador se retira de la partida. Podría decirse que se fue de gira por el mundo, o que lo convirtieron en charqui de caballo campeón. Además, los demás caballos bajan de nivel. Los premios para el ganador son de 15, 20 y 25 pesos para el primer, segundo y tercer rodeo, por lo que siempre es importante participar.

El último aspecto del juego que quiero recalcar es que la producción de bienes de nivel 2 y nivel 3 se hace en ubicaciones del tablero – salvo algunas mejoras industriales que permiten producir algunas cosas en el tablero individual del jugador –. Esto quiere decir que hay espacios limitados para la producción de estos bienes. Más aún, para usar las fábricas de bienes de nivel 2, hay que pagar 5 pesos. Es sumamente importante mantener el dinero suficiente para utilizar estas ubicaciones.

La Liviandad de Mi Tierra

Como ya dije, se me hace imposible comparar las mecánicas de este juego respecto de la edición antigua. Sin embargo, ¿podemos comparar a Mi Tierra: Nueva Era con otros worker placements? La primera intención de cualquier persona será compararlo con Agricola. Sin embargo, sólo comparten temática. Mi Tierra es mucho más liviano. No hay que alimentar a la familia, no hay penalizaciones por no hacer de todo un poco. La reproducción de animales ocurre de forma aleatoria, si es que ocurre.

Si tengo que explicar por qué Mi Tierra es liviano comparado con otros juegos, puedo analizar tres aspectos: duración, decisiones y aleatoriedad.

Una partida de Mi Tierra debiera durar unos 60 minutos. No es el juego más corto de la vida, pero dentro del worker placement está en la categoría de Stone Age, y es más corto que Agricola, Caverna o Le Havre. El juego no es sólo corto de tiempo, sino que también de jugadas. Consta de siete rondas. En una partida de cuatro jugadores, cada jugador tiene tres trabajadores, con la posibilidad de obtener un cuarto. A lo más, cada jugador tendrá 27 jugadas en toda la partida.

Lo anterior nos lleva al segundo punto: las decisiones. Con sólo 27 jugadas, la pregunta que un jugador debe hacerse al principio de la partida es “¿Cuál es mi camino hacia la victoria?”. Como dije en un momento, la forma más simple de obtener pesos es el negocio de los bienes de nivel 3. Si analizamos estos cuatro bienes, tenemos los diagramas de más abajo. Una estrategia válida es producir mucho de uno de estos bienes. Y para eso necesitamos centrarnos en el o los recursos básicos que se requieren para llegar al producto de nivel 3.

diagrama mi tierra
Diagramas con lo que se necesita para fabricar bienes de nivel 3.

Las decisiones que matizan esta estrategia general son las que dan variedad al juego. Por ejemplo: participar en los rodeos, adquirir mejoras industriales, vender bienes en los mercados o comprar algunos en el mercado negro. Son estas decisiones secundarias las que pueden hacer la diferencia en el resultado de la partida, pero supeditadas a la ejecución y compromiso con la estrategia principal. No he visto decisiones difíciles a cada paso. Más bien es la decisión de ir o no ir por algo que, una vez tomada y comprometida, guía al jugador por varias rondas o por el resto de la partida.

Finalmente, llegamos a la aleatoriedad. He dicho en otras entradas que una buena forma de caracterizar a un worker placement es preguntarse donde está el azar. En Mi Tierra hay varias fuentes de azar. Una de las más importantes es el dado para adquirir animales de granja. No entraré en detalles sobre el poco sentido temático que tiene esta regla. Mecánicamente, obtener una oveja es muy distinto a obtener tres. Económicamente pareciera que no, porque cada oveja vale 3 pesos en el mercado negro. Pero en este juego lo que escasea no es la plata, son los trabajadores. Entonces, que un trabajador haga con una colocación un tercio de lo que logra otro puede ser determinante.

El azar también está en las cartas de mejora industrial, que pueden ser muy útiles, o no. Las cartas de mercado también son azarosas, haciendo que unos bienes sean muy demandados y otros valgan el precio ínfimo que paga el mercado negro. Por último, los eventos de principio de ronda en general no han sido muy interesantes y no parecen tener mucha incidencia en la partida. Hay una variante de juego que permite anticiparse a los eventos. Probablemente esta variante los haga más importantes.

Mi Opinión de Mi Tierra

Es mi deber y honor decir que Mi Tierra me sorprendió gratamente. Es un juego que funciona bastante bien, y no pareciera haber un solo camino hacia la victoria o una estrategia dominante. Salvo que dejes a un solo jugador ganar todos los rodeos, en cuyo caso la culpa es de los demás que no le fueron a competir. El arte es simpático, caricaturesco. Las piezas de madera son de una categoría totalmente distinta a las que venían en la primera edición. Todo parece estar muy bien logrado.

photo4981397782975850445
Las piezas de madera de Mi Tierra.

Como la mayoría de los worker placement, Mi Tierra se encuentra con un grave problema a la hora de escalar entre los distintos conteos de jugadores. El tablero es fijo, y no sufre ninguna modificación cuando se juega con más o menos jugadores. El escalamiento se hace entregando 4/3/2 trabajadores para partidas de 2-3/4/5-6 jugadores, lo que es un poco abrupto. La partida de 2-3 jugadores es más libre, con más opciones y posibilidad de desarrollar estrategias, como ir por más de un bien de nivel 3. La partida de 4 jugadores es más cerrada. Pocas acciones por jugador y escasez de animales, ya que las piezas de madera son limitadas. Finalmente, una partida de 5-6 jugadores es un random-fest. Haz lo que alcances a hacer y espera lo mejor.

Con las virtudes que tiene Mi Tierra, lamentablemente también tiene una cantidad de defectos. Un problema que se pudo evitar con un poco más de esfuerzo es la distribución caótica del tablero. Especialmente en el lado derecho, donde están las fábricas. Las ubicaciones de los trabajadores (ruedas de carreta) están alejadas de lo que hace la fábrica, por lo que varias veces nos hemos confundido, colocando trabajadores en un lugar que no hace lo que queríamos hacer.

photo4981397782975850447
Pregunta para el público: ¿Qué jugador podrá hacer tortas esta ronda? a) El amarillo, que tiene un trabajador justo encima de la acción. b) El rojo, que tiene un trabajador 5cm hacia la izquierda.

Otro error que parece ser involuntario es la carta de resumen para obtención de animales/agua. Esa cartita indica cuantos animales se obtienen según los resultados del dado. El problema es que dice que con un 6 se obtienen solo dos gallinas o dos ovejas, lo que contradice al libro de reglas.

Un pequeño problema que me encontré con el juego es que algunas cartas de mejoras industriales que aparecen en el libro de reglas usan símbolos de la versión antigua de Mi Tierra. Las cartas reales tienen la simbología del juego actual. Pareciera ser que decidieron cambiar el arte del juego, y lo hicieron, pero olvidaron actualizar las imágenes en el libro de reglas.

Finalmente, en el tablero no está indicada la segunda opción de la torre del reloj. Solo aparece el caballo, pero nada que indique que también se pueden ver y reordenar las primeras cartas del mazo de mercados.

Aparte de esos problemas gráficos, hay un par de decisiones de diseño que no me hicieron mucho sentido. Los mercados normales tienen o no tienen una flechita abajo. La flechita indica que al principio de la siguiente ronda ese mercado bajará a una fila inferior, y que en la siguiente ronda se eliminará de la partida. El hecho de que sólo una parte de los mercados tenga esa flechita permite que, en algunas partidas, se mantengan los mismos mercados disponibles y se detenga la rotación.

Por otro lado, la plaza permite obtener un trabajador adicional. En primer lugar, ese trabajador adicional es siempre mejor que el dinero que cuesta obtenerlo, por lo que se vuelve una acción obvia en las primeras rondas. Lo segundo es que, al ser una ubicación limitada a dos jugadores, la plaza se transforma en una ventaja para los primeros dos jugadores. Siendo un juego de pocas acciones en general, la ventaja de ir a la plaza en la primera ronda es grande.

photo4983522112455157786
El tablero tiene unos cuantos easter eggs repartidos por ahí.

Para terminar con mi opinión, creo que Mi Tierra es un juego interesante. El arte y la simplicidad de las reglas lo hacen una buena opción para jugar con niños o para introducir a gente a la mecánica del worker placement. Aun no he probado las expansiones que vienen con el juego, que aparentemente lo harán más atractivo para mí y mis amigos más avezados en esto de los juegos de mesa.

Sin embargo, debo decir que no es mi worker placement de preferencia. Para la categoría mid-euro, prefiero Los Pilares de la Tierra. Incluso Stone Age me gusta más, aunque este tampoco tiene todo mi favoritismo. Lo que pasa con los worker placement es que son muchos. Para destacar, deben hacer algo realmente único y estar muy bien ejecutados. Mi Tierra tiene el azar en un lugar que no me gusta, y las falencias distraen.

Por supuesto, y como siempre, ustedes pueden estar en desacuerdo y encontrar que Mi Tierra es especial y vale la pena tenerlo junto con el resto de los exponentes de la mecánica. A mí me agradó y conservaré mi copia para cuando haya ánimo de jugarlo; pero mi cariño por él llega hasta ahí.