Como ya todos deberíamos saber a esta altura, el Spiel des Jahres es un premio otorgado al juego del año que un panel de expertos alemanes le recomendaría comprar a un papá que quiera separar las caras de sus hijos de las pantallas a las que están adheridas. En concordancia con eso, hoy en día los nominados al Spiel des Jahres no pasan de ser juegos de baja dificultad. Eso no es malo. Simplemente cumple el objetivo de recomendarle un juego a gente que no está empantanada hasta la rodilla en este mundo mágico y a veces abrumador de los juegos de mesa modernos.

photo4942952903644129248
Uno de los simpáticos castillos de Kingdomino.

El año pasado no fue la excepción. El SdJ 2017 es Kingdomino, un juego que usa la mecánica del Dominó, que es más antiguo que el hilo negro. Kingdomino es un juego para 2-4 jugadores, diseñado por un tal Bruno Cathala, que seguramente conocen de otros juegos como Cyclades o Five Tribes, y publicado por Blue Orange el 2017 (por supuesto). Este juego es tan sencillo que prometo explicarlo en menos de 300 palabras.

Menos de 300 Palabras

En Kingdomino cada jugador es el rey de un reino formado por losetas. Estas losetas son rectángulos con dos mitades, cada una representando un tipo de terreno. Además, algunos de estos cuadrados cuentan con coronas. El objetivo del juego es ganar la mayor cantidad de puntos al final. Cada área de un terreno específico vale tantos puntos como la multiplicación entre la cantidad de cuadrados que la forman y el número de coronas dentro del terreno. Es decir, un área de bosque de 6 cuadrados y 2 coronas vale 12 puntos. En cambio, un área de 10 cuadrados y 0 coronas vale 0.

En cada turno, saldrán de la pila 4 losetas y se ordenarán según el número que tienen al reverso. En general, las losetas con números más altos son las que tienen las coronas. Luego, los jugadores irán seleccionando estas losetas en orden de turno, el cual está determinado por la selección de la ronda anterior. El jugador que haya escogido la loseta de número menor será el primero en seleccionar la del siguiente turno.

photo4942952903644129247
La selección de las losetas de la derecha se hará en el orden de los reyes de la izquierda (rosado, azul, verde y amarillo).

Luego, los jugadores deben colocar la loseta adquirida en su reino. Hay dos reglas a observar. La primera es que el reino del jugador debe formar un cuadrado de 5×5 al final del juego. Cualquier colocación que haga que el reino tenga 6 o más filas o columnas está prohibida. La segunda es que alguna de las mitades de la loseta a colocar debe tener un terreno igual adyacente. El reino de los jugadores comienza con un cuadrado de castillo. Este castillo es un comodín para cualquier tipo de terreno al momento de verificar la regla de adyacencia.

La partida finaliza una vez que se hayan jugado y colocado todas las losetas. El reino con más puntos es el ganador.

Brilla por su Simplicidad

Este título de sección es un perfecto resumen de lo que Kingdomino otorga. Es un juego muy fácil de explicar (como quedó demostrado en la sección anterior), dura unos 20 minutos y es bastante entretenido para lo simple y corto que es. A pesar de lo anterior, Kingdomino permite a los jugadores tomar decisiones en cada ronda: ¿qué loseta escojo? ¿dónde la ubico? ¿completo las 5 columnas, restringiendo el resto de las ubicaciones, o la pongo de esta otra forma para tener holgura?

Kingdomino es un juego satisfactorio. Te sientes contento y orgulloso cuando al final de la partida lograste hacer el cuadrado de 5×5, lo que no siempre ocurre por errores en la ubicación o por mala suerte con las últimas losetas. La simplicidad, y la diversión contenida en ese pequeño empaque, hacen que Kingdomino valga la pena. Al menos para mí.

photo4942952903644129245
Un reino al final de la partida. Quedaron algunos agujeros. Aún así, vale 37 puntos.

La variante para dos jugadores es bastante interesante. Cada jugador cuenta con dos reyes, por lo que se amplían las posibilidades de escoger buenas losetas para uno mismo, o de bloquear las que quiere tu rival. También hay otras variantes, como que tener el castillo al medio valga más puntos, o jugar de a dos jugadores con un reino de 7×7.

Si usted anda buscando un juego para jugar con su hija de 7 años, Kingdomino puede ser ese juego. Si necesita algo para jugar con su mamá que nunca ha jugado un juego de mesa moderno, éste es una buena opción. Si le faltan fillers a su colección, también se lo recomiendo. Y como siempre, si no está seguro, ¡juéguelo!