Como todos los años, el sábado 28 de abril se celebró el Día Internacional de los Juegos de Mesa. En todas partes se organizaron eventos y reuniones con el fin de disfrutar con amigos y familia de unas partidas de nuestros juegos de mesa favoritos. Fue una oportunidad también para conocer nuevas personas, nuevos grupos de jugadores y, por supuesto, nuevos juegos.

Nosotros, por nuestra parte, participamos del evento del Día Internacional de los Juegos de Mesa organizado por Planeta LoZ en la Biblioteca Municipal de Concepción. Nuestra humilde participación consistió, como es habitual en estas instancias, en la demostración de algunos juegos para el público que los quiera jugar. Este año tuve el gusto de llevar una de las joyas de mi colección: un tablero de Crokinole. Le enseñé a jugar a mucha gente y lo pasamos muy bien. Para quienes no lo conozcan, espero salir con una reseña pronto. Por otro lado, Andrés hizo por enésima vez una demostración de Terra Mystica, calzando en el intento de Planeta LoZ de demostrar juegos en el top 10 del infame ranking de la BGG.

20180428_170910
El Sr. Andrés Concha, explicando cómo avanzar el track de culto de Terra Mystica.

Completando el sector de las demostraciones, Tomás Díaz del blog La Ludoteca de Pampala dirigió una partida de Great Western Trail, la última gran obra de Alexander Pfister -y la mejor en mi humilde opinión-. Oscar Gonzalez de Govel Games presentó un prototipo de Astrocalipsis, un juego en el que ha trabajado durante años y ya está tomando su forma final. Los señores de Starving Games estuvieron presentes e hicieron un testeo de su proyecto Anomalía. Finalmente, Red Comet abrió un stand donde exhibieron sus grandiosos trabajos de pintado de miniaturas.

Otro suceso interesante del evento fueron las partidas de Carcassonne Gigante que se jugaron en el primer piso de la Biblioteca. Yo jugué y me pareció muy divertido ir poniendo esas grandes losetas en el suelo. Me gustaron también los meeples del tamaño de mi mano. Además, gané mi partida y me llevé un recuerdo auspiciado por Devir Chile.

20180428_183456
Carcassonne Gigante.

A este evento asistieron aprox. 300 personas, que de todas formas es el público usual que tienen los eventos que se hacen el último sábado de cada mes en la Biblioteca. A partir de esto me puse a pensar en lo mucho que ha crecido el hobby en nuestra ciudad. Cuando me fui de Concepción, por allá por el 2013, las cosas no eran para nada como hoy en día. Con esto en mente, quisiera hacer una pequeña recapitulación de la escena lúdica penquista. Y si me permiten la licencia, he de afirmar que Concepción es una ciudad de juegos de mesa.

Tiendas y Eventos

Hasta donde yo sé, en Concepción tenemos tres tiendas de juegos de mesa: El Calabozo (Freire 1119), Magic-Chile (Freire 899) y Planeta LoZ (online). El Calabozo y Magic-Chile son tiendas con un claro enfoque en el mundo de los CCG y LCG, pero que de todas maneras han incursionado y dado un espacio a los juegos de mesa. Por ser tiendas físicas, han podido albergar torneos como los clasificatorios al nacional de Carcassonne de este año. Además, Magic-Chile tiene una sucursal en el mall Plaza del Trébol, con un stand en el mismo lugar que solía ocupar la mítica y desaparecida tienda de Salo.

EDIT: Me informaron por interno (gracias Gerardo) que tenemos una cuarta tienda en Conce. “Por3 Juegos de Rol y Tablero” es una tienda online especializada en juegos de rol. Tienen diversos manuales de juegos de rol, además de traer productos del juego Warhammer 40000. Les dejo el link aquí.

Ahora bien, el verdadero moneymaker aquí es Planeta LoZ; y no es porque sean mis amigos – DISCLAIMER: lo son –. Desde que empezó a operar en noviembre de 2015, Planeta LoZ ha organizado eventos públicos para llevar los juegos de mesa a la gente. Se han instalado en el restobar La Cocina, en el Urban Station, en la Biblioteca Viva de los Mall Plaza, han estado en eventos como Fanatic, en ventas navideñas, y principalmente en los eventos mensuales de la Biblioteca Municipal. Se han movido por tantos lugares de la ciudad con sus juegos abiertos y sus monos monitores semi-entrenados (como yo algunas veces) que se ha ganado el título de “La ludoteca móvil más grande de Chile”.

Ya lo dije al principio. Los eventos de 300 asistentes no son exclusivos del Día Internacional de los Juegos de Mesa. Acá en Concepción son una rutina mensual impulsada por Planeta LoZ. Aquí han sacado el mundillo de las tiendas de nicho y lo han acercado al público general. Tanto es así, que aparecieron en el diario. De hecho, ¡salí yo en una partida de Blood Rage!

photo4902328358474459090
Sip. El estereotipo de ñoño de la izquierda soy yo.

Estos eventos han abierto el espacio para la llegada de invitados que muestran sus proyectos o juegos ya publicados. En noviembre de 2017 vinieron representantes de Ludoísmo (Los Tesoros del Rey Pirata), Cuatro Quesos (Las Redes del Reich), La Familia Buendía (Kultrún) y los muchachos creadores de Mala Leche, la versión chilensis de Cards Against Humanity. Y en Concepción también tenemos creadores, así que aquí les va la transición a la siguiente sección.

Los Creadores

En Concepción tenemos gente muy creativa. No por nada se conoce a esta ciudad como “La Cuna del Rock Chileno”. Esta creatividad se manifiesta también en los juegos de mesa, donde tenemos gente que está diseñando y publicando cosas muy interesantes.

Empezaré esta sección hablando de Govel Games. Esta es una editorial/taller de prototipado con base en Talcahuano. Tienen toda la maquinaria para fabricar e imprimir tableros, cartas, fichas y cajas, con lo que los diseñadores de todo el país pueden llevar sus ideas y conceptos al cartón. También ofrecen el servicio de modelado e impresión 3D de miniaturas. Por último, el servicio que va más por la maquinaria mental que la física, es el diseño de juegos de mesa por encargo. El 2016 diseñaron el juego TerraNovUp, basado en el canvas de modelos de negocio. La idea principal del juego es enseñar a los jugadores cómo las decisiones que se toman al desarrollar un modelo de negocio permiten llegar a distintos clientes con necesidades diversas.

Por otro lado, Don Oscar Gonzalez – CEO, fundador y gurú de Govel Games – tiene hace años en el infierno del desarrollo su gran proyecto llamado Astrocalipsis. En dicho juego, los jugadores compiten para cumplir ciertos objetivos en un tablero postapocalíptico de grilla hexagonal, pudiendo combatir tanto con enemigos del juego como con los personajes rivales. No he tenido aún la suerte de probar este juego en desarrollo, pero me gustaría y ya hablé con Oscar para juntarnos un día.

Tomás Díaz, a quien ya mencioné al inicio por dirigir una demostración en el evento del ITD 2018, vive actualmente en Concepción, pero su trabajo como oficial del Ejército lo ha llevado a distintas partes del país. Aparte de eso, es un prolífico diseñador. Tomás lleva unos ocho años (quizás más. No le pregunté) trabajando en ideas originales, publicando sobre ellas en su blog de diseño Tomassini on the Wind y el blog de pensamientos y opinión sobre el mundo lúdico La Ludoteca de Pampala.

20180428_154502
Tomás, demostrando GWT con su jockey de John Deere. Que sea invierno y la actividad sea bajo techo son factores irrelevantes.

Tomás diseñó el juego abstracto Barlovento y lo dejó disponible para P&P (Print & Play, juegos liberados para imprimir y jugar en casa); mejoró el diseño de Arkham Express, una especie de versión corta de Arkham Horror publicada en La BSK; creó un sistema alternativo de Ticket to Ride que llamó “Railmasters”; una expansión no oficial de Carcassonne con zombies – SÍ, ZOMBIES –, a la que obviamente llamó Carcaszombi. Sus proyectos son muchos y muy variados como para listarlos todos aquí. Los invito a darse una vuelta por el blog de Tomás, porque tiene muchos P&P y otros proyectos de mayor envergadura, como Nantucket – sobre pesca de ballenas en la isla homónima –, Greenhood Railways – un pick up & deliver ambientado en el mundo de Thomas el trencito –, y Homo Viator – sobre las rutas de peregrinación en la Europa medieval –.

Para finalizar con este breve recuento de las hazañas de Tomás, les contamos que escribió un libro titulado “Breve Historia de Los Juegos de Mesa”, que es una recopilación en español de distintas fuentes de información sobre la historia de los juegos de mesa, principalmente del libro “Board and Table Games from Many Civilizations” de R.C. Bell. El libro está publicado bajo licencia creative commons y se puede descargar el archivo pdf gratis desde este link.

Debo decir que antes del evento del 28 de abril, no conocía a Starving Games. Y lamentablemente aún no se mucho. No ayuda que no tengan una página a la cual acudir, o que me haya sido imposible encontrarla porque el nombre de su editorial coincide con el de la película clase B parodia de Los Juegos del Hambre. Sin embargo, su prototipo llamado Anomalía se veía muy interesante. Es un juego competitivo asimétrico, en el que las anomalías tienen el objetivo de sobrevivir y ser la última en pie. En cambio, el necrovoro intentará adquirir las habilidades de las anomalías para mejorar su raza. Espero tener la oportunidad de jugar este prototipo, y poder darles una opinión más detallada.

31178442_1600449533396363_1932339522665520227_n
Anomalía, de Starving Games.

Finalmente, Familia BuenDía es un gran proyecto de una familia actualmente radicada en Quillón, a mitad de camino entre Concepción y Chillán. Ellos han creado libros, artesanías y juegos de mesa con un mensaje social y de acercamiento a nuestras raíces y al pueblo mapuche. Por ejemplo, el juego de cartas Kultrún nos muestra a un conjunto de espíritus elementales que jugarán juegos clásicos como el cachipún (piedra, papel o tijeras), el trompo o la carrera de sacos. Todos los espíritus llevan su nombre en mapudungún, para acercar este idioma a los jugadores.

Su último proyecto lúdico es Estandarte, un juego de mesa estratégico que nos sitúa en un futuro terrible, donde el agotamiento de los recursos hídricos de Chile nos llevó a un apagón energético, a un retroceso tecnológico y a una guerra civil que se pelea con espadas y lanzas. De lo que he podido ver en imágenes, el juego consta de un tablero con grilla cuadrada, tropas representadas con cartas y elementos de terreno como montañas, bosques y lagos. Ojalá se den una vuelta por Conce para poder probar este juego, porque se ve bastante interesante. Pareciera que tiene un sistema similar al del famoso Summoner Wars.

31326826_1602481876526462_1667162189534635936_n
Estandarte, de la Familia Buendía.

La Gente

Soy un convencido de que el éxito que han tenido los juegos de mesa en Concepción se debe en parte a la ciudad misma y su gente. Concepción es una ciudad universitaria. La cantidad de población joven que llega de distintas partes del país permite el crecimiento de un hobbie que apunta principalmente a ese grupo etario y a ese nivel de educación. En esta zona también somos propensos a los inviernos fríos y lluviosos, por lo que contar con una actividad entretenida para pasar esos días en la casa es básico para nosotros. Al menos así recuerdo yo mi infancia, jugando a las cartas con mi familia.

20180428_160554
Grupo de asistentes al evento jugando Crokinole. De fondo, se ve que el lugar está repleto.

Esta gente también es muy creativa. Los talleres de diseño de juegos de mesa que ha hecho Planeta LoZ han sido un éxito y los asistentes han sacado a la luz ideas prometedoras. Yo también tengo una idea loca por ahí dando vueltas, pero la Vida Real no me ha dejado tiempo para desarrollarla más.

Estoy seguro de que los juegos de mesa seguirán creciendo en Conce, así como en el resto del país. Lo que no se me ocurre es hacia dónde va a crecer, ¡porque la Biblioteca Municipal nos queda chica! Pero ya se nos ocurrirá algo.

Una pequeña anécdota. Cuando trabajaba en la Universidad de Concepción, siempre caminaba hacia mi departamento por la calle Janequeo y pasaba por fuera del Club de Ajedrez. Muchas veces pensé que sería bueno tener un espacio similar, pero para otros juegos de mesa más entretenidos – para los lectores habituales no es secreto mi desdén por los abstractos, partiendo por el Ajedrez –. ¿Será ese un buen modelo a instaurar en nuestra ciudad? Los dejo con esa pregunta retórica. No tengo una respuesta aún, pero igual lo iré pensando.