Cuando uno habla de juegos legendarios, Twilight Imperium suele salir nombrado. Es el arquetipo de 4X. Un juego de intriga política y combate espacial. Incluso su origen es legendario: diseñado por el gran Christian Petersen y piedra angular del vasto imperio que hoy es Fantasy Flight Games. Eso es lo que uno oye cuando se adentra un poco en el mundillo de los juegos de mesa. Pero cuando yo me enteré de la importancia que tiene este juego y de lo épico que es, ya era demasiado tarde. La última edición de Twilight Imperium, la tercera, había salido en el 2005. Diez años después, cada copia del juego valía su peso en oro; y era una caja muy pesada.

Pasó un tiempo, y finalmente me hice con una copia usada de Twilight Imperium 3. Realmente era un juego de dimensiones épicas. Varias facciones para elegir, un montón de navecitas plásticas, un libro de reglas denso y una galaxia por conquistar. Lamentablemente, luego me enteré de que se venía la cuarta edición. La verdad es que es triste conseguir un juego que luego va a quedar obsoleto. He aceptado esto como un gaje del oficio. Algo que a todos los que coleccionamos juegos de mesa nos va a pasar tarde o temprano.

No he jugado muchas partidas de Twilight Imperium porque la escala del juego lo hace imposible. Cada partida es un suceso que requiere mucha preparación, y no algo que uno saque a la mesa casualmente. A continuación, les presento la reseña desde ese punto de vista: el de alguien que no es un fan acérrimo del juego y que tiene varias restricciones para jugarlo, pero que aun así quiere contarles de qué se trata. Además, les contaré qué hace que mi copia de Twilight Imperium 4th Edition sea especial. Porque lo es.

¿De qué se trata Twilight Imperium?

Ya comenté más o menos que Twilight Imperium es un juego 4X (eXplorar, eXpandir, eXplotar y eXterminar) diseñado por Christian Petersen y publicado por Fantasy Flight Games. La primera edición de esta leyenda del boardgaming vio la luz el año 1997, seguida por la segunda y tercera ediciones los años 2000 y 2005. La cuarta edición fue publicada el 2017, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la serie. Esta última edición es la primera en tener una versión en español, publicada por los señores de Edge Entertainment.

¡Me niego a explicarles las reglas! No, no y no. Primero que nada, no lo haré porque es un trabajo titánico. Pero más importante, no lo haré porque ya hay gente que lo ha hecho de forma fantástica. Estos muchachos fueron capaces de hacer un tutorial de 30 minutos y explican todo lo que hay que saber de una forma muy entretenida. Aquí les dejo el link.

En Twilight Imperium cada jugador encarna a una de las grandes razas de la galaxia que intenta hacerse con el control del antiguo trono de Mecatol Rex. La meta del juego es ser los primeros en alcanzar los 10 puntos de victoria. Para lograr ganar puntos, los jugadores deberán ir cumpliendo diversos objetivos que guardan relación con los aspectos del juego como el comercio, la conquista de planetas, los avances tecnológicos o la fuerza militar.

pic3905898
El inicio de la partida y tablero de L1Z1X Mindnet.

La galaxia está representada en el juego por losetas hexagonales con sistemas planetarios, espacio vacío y terreno peligroso como campos de asteroides o supernovas. Es en este tablero que los jugadores buscarán expandirse para obtener los preciados recursos o cumplir ciertos objetivos de exploración. Esta galaxia es demasiado pequeña para todos, y más temprano que tarde los jugadores se toparán con sus vecinos. Además, en el centro de la galaxia se encuentra Mecatol Rex, el sitio del antiguo trono y una posición de gran importancia para el cumplimiento de objetivos y obtención de puntos.

El juego tiene un sistema muy interesante para la ejecución de ciertas acciones especiales, llamadas “acciones estratégicas”. Hay 8 cartas de estrategia, y cada jugador selecciona una al principio de cada ronda. Estas cartas le permiten al jugador realizar una acción estratégica, como investigar tecnologías o comerciar con otros jugadores. Los demás jugadores podrán seguir esta acción; pero harán una versión secundaria, de menor efecto o mayor costo que la acción primaria. Lo elegante de este diseño es que el juego fluye mejor, incorporando estas acciones especiales a la ronda normal en vez de hacer una fase de ronda para cada una de ellas. Además, al haber más cartas de estrategia que jugadores, habrá algunas acciones que no se ejecutarán en cada ronda.

En la cuarta edición se hizo una mejora sustancial al sistema de tecnologías y mejoras de las naves. En la tercera edición existía un árbol tecnológico bastante enredado, y saber realmente cuál era el valor de combate o de movimiento de cada nave requería mucha atención o un trabajo de bookkeeping intensivo. Incluso existen apps que ayudan a llevar este aspecto del juego. En Twilight Imperium 4 los prerrequisitos son mucho más claros y los tableros de jugador cuentan con imágenes de las naves y sus estadísticas. Además, las tecnologías que mejoran a las naves se ponen sobre el tablero, reemplazando las antiguas estadísticas por la versión mejorada.

strategy cards
Cartas de Estrategia de Twilight Imperium 4

Finalmente, la política y la diplomacia en Twilight Imperium juegan un papel fundamental. Los jugadores no solo tienen libertad para formar alianzas, intercambiar recursos o amenazarse mutuamente; sino que además podrán votar por leyes y decretos que afectan a las reglas del juego. Cada jugador cuenta con una cantidad de votos dependiente de los planetas que estén bajo su control. Estas leyes son muy variadas y pueden restringir el uso de ciertos tipos de nave o escoger a algún jugador para que tenga un beneficio o castigo.

Mi Experiencia con Twilight Imperium

Como ya mencioné, no he jugado 30 ni 70 partidas de este juego. La vida no me alcanza. Pero debo decir que lo he disfrutado mucho cuando lo he jugado. Ahora bien, lo primero que deben tener muy en claro al momento de jugar a este juego, es que es muy largo. ES. MUY. LARGO. Sé que existen juegos realmente largos por ahí; pero mi costumbre es jugar juegos que anden por las dos horas. Disfruto mucho algunos juegos largos como Eldritch Horror, Eclipse o Civilization, que llegan a las cuatro horas. En Twilight Imperium estamos hablando de más de ocho horas.

Ocho horas jugando un juego de mesa. Eso no es para cualquiera. Es como una jornada laboral. Se pueden jugar cuatro juegos de dos horas (no precisamente cortos) en ese tiempo. Entonces la primera advertencia que les tengo que hacer, y a riesgo de ser excesivamente repetitivo y majadero, es que jueguen Twilight Imperium pensando en que va a durar todo el día. Empiecen a jugar en la tarde, y no a medianoche. Tengan comida preparada, hagan pausas, estiren las piernas. Twilight Imperium es una maratón.

20180330_150709
Nuestra partida de Twilight Imperium 4

Si me preguntan si vale la pena jugar Twilight Imperium considerando lo largo que es, mi apreciación personal es que sí. Es un juego denso y profundo. Cargado de momentos de tensión o de batallas épicas. También de guerra fría, alianzas frágiles y peligro potencial en todos los rincones. A mí me gusta mucho Eclipse. Twilight Imperium es otro nivel. Todo está a mayor escala, la diplomacia y la interacción están multiplicadas por 100. Para mí vale la pena por lo sustancioso de la experiencia. Sin embargo, entiendo que no todos lo valorarán de la misma forma.

¿Jugaría Twilight Imperium todas las semanas? No. Es un esfuerzo mental muy grande. El número de jugadores recomendado es seis, para que no haya espacios vacíos en el gran hexágono galáctico. Y es una hazaña logística juntar a seis jugadores para jugar un juegote de ocho horas. Jugar Twilight Imperium es una ocasión; y que sea una ocasión añade al aura de grandeza que rodea al juego.

El combate es un aspecto del juego en el que me quisiera detener un momento. El concepto es muy simple: por cada nave se lanza un dado, y si el valor del dado supera al valor de combate de la nave, ésta ataca con éxito. Lamentablemente, pareciera que llevar a la práctica este concepto es menos fácil en la vida real. Para empezar, el juego viene con pocos d10. Por cada tipo de nave hay que hacer la tirada de dados de forma separada, pues tienen distintos valores de combate. Para batallas muy grandes, esto puede tomar mucho tiempo y suponer una pausa en el fluir normal del juego.

Una forma de reparar este inconveniente es usar dados de colores para los distintos valores de combate. Por ejemplo, si yo voy a una batalla con dos naves con combate 9, tres con combate 7 y una con combate 5, puedo lanzar dos dados amarillos, tres azules y uno verde, estando cada color asignado al número de combate correspondiente. Esto ciertamente acelera el proceso, pero requiere una inversión adicional. Yo compré 50 d10s en cinco colores distintos en Amazon a solo 15 dólares.

Mi Copia de Twilight Imperium 4

Como creo que les conté en alguna otra entrada, durante el mes de noviembre en la BGG se organiza la subasta del Jack Vasel Memorial Fund, un fondo de ayuda para ñoños que estén pasando por dificultades en la Vida Real™. En esta subasta, distintas organizaciones y personas naturales donan juegos y accesorios para la subasta, y el total de los ingresos pasa al fondo. Actualización: Desde el 2019 la subasta se realizará en abril.

En el evento de noviembre del 2018, los señores de Fantasy Flight Games pusieron a subasta una copia de Twilight Imperium 4… ¡autografiada por el mismísimo Christian Petersen! ¡Y aún hay más! Le agregaron un lienzo con la portada de Twilgiht Imperium 3 autografiado por el artista Scott Schomburg. Era un artículo de lujo.

IMG_20171206_150729_611
Bonito lienzo para decorar un living ñoño.

Cuando lo vi, pensé que era un objeto realmente valioso. Y además el envío era gratis a todo el mundo. La puja más alta iba en 275 USD. “Bueno, pongámosle un poco más, para participar”. Fui, y pujé 300 USD, totalmente convencido de que alguien más iba a subir la apuesta. Long story short, eso nunca pasó y me adjudiqué el Twilight Imperium 4 autografiado.

Creo que esa caja enorme con el autógrafo de Christian Petersen es el objeto más valioso que poseo en mi ludoteca. Por supuesto, también es el juego con la historia de compra más tonta de todas. Pero bueno, no me arrepiento de nada, porque además es una anécdota simpática que puedo escribir en este blog.

IMG_20171206_151237_947
El autógrafo de Christian T. Petersen en la tapa de mi copia de Twilight Imperium 4

Comentarios Finales

Releyendo lo escrito hasta ahora, creo que he dicho todo lo que les quería contar sobre el juego. Ahora quiero hablar un poco sobre la gente. A pesar de lo espectacular que es, de las miniaturas, de los sistemas y mecánicas de juego, el 50% de lo que hace la partida una experiencia épica no viene en la caja. Esa mitad la ponen los jugadores. Y Twilight Imperium será divertido y desafiante en la medida de que la gente se meta en la partida y respete ciertas reglas no escritas, pero tácitas a la práctica del boardgaming.

Estas mismas advertencias las planteo en otros juegos de alta interacción y formación de alianzas, como sería Game of Thrones o el mismo Eclipse.

1.- No picarse. Esta es básica y aplica a todos los juegos de mesa, e incluso a la vida misma.

2.- Jugar para ganar. Cualquiera que esté en la partida con un objetivo distinto – hacer navecitas bonitas, jugar al pacifista o hacer perder a X jugador que el año pasado me jodió – desbalancea el juego.

3.- Se pueden hacer alianzas, pero hay un solo ganador. No hay victorias morales, triunfos por equipos o “pero es que si ataco a mi polola esta noche duermo en el sillón”. Un ganador y cinco perdedores. Si tu aliado está a punto de ganar, ¡apuñálalo por la espalda! Cuando gane, ni se va a acordar de ti.

4.- No kingmaking. Terminantemente prohibido, y un poco relacionado con el punto anterior. No ayudar a alguien a ganar. Aunque uno vaya perdiendo, hay que jugar digno hasta el final.

5.- Si no está seguro de que este es su tipo de juego, ni lo intente. Son muchas horas como para perderlas en algo que uno no va a disfrutar.

Así es Twilight Imperium. Un juego que exige un cierto sacrificio de tiempo y un tipo especial de jugadores. Yo tengo muchas ganas de jugarlo de nuevo, pero tengo que trabajar en mi poder de convencimiento o ampliar mi red de contactos para tener a los jugadores. Veremos qué pasa.